Volver Atrás →

Neuromarketing

by Compipro


Publicado en Abril 12, 2019 a las 2:00 PM



¿Qué es el Neuromarketing?

El neuromarketing es la ciencia que estudia el proceso de compra, y más aún, el estudio del proceso de la toma de decisiones de los consumidores o posibles consumidores antes de comprar, mientras están comprando y, por supuesto, después de la compra. Una disciplina que permite encontrar la fórmula para mejorar la conversión de los productos y servicios de una marca a través de dicho estudio científico, junto con la monitorización de la conducta de los consumidores de ésta. Se sirve de técnicas neurocientíficas, a fin de obtener datos de la conducta de consumo y de los hábitos de una persona.

Gracias a estas técnicas podemos saber, por ejemplo, que el 69% de las decisiones de compra son inconscientes y que responden a impulsos básicos de nuestro cerebro. El proceso de compra puede empezar en casa, en la calle, en un viaje… no necesariamente ante el producto o servicio y finaliza una vez el consumidor asume y asimila que ha comprado un producto o servicio y puede hacer uso de él y disfrutarlo.

Para que las marcas lleguen a distintos tipos de consumidores se proponen tres tipos de neuromarketing:

• Neuromarketing Auditivo: Se basa en todo aquello que percibe nuestro sentido de la audición. En centros comerciales la música puede influenciar en las decisiones de compra.

• Neuromarketing Visual: Como percibimos nuestro alrededor con nuestro sentido de la vista. Una imagen llega siempre de forma muchísimo más rápida al cerebro, con lo cual, la eficacia del mensaje que se quiere transmitir, también está más garantizada. Las técnicas más usadas es terminar los precios en 0,99 o usar palabras como gratis, ocasión, oferta.

• Neuromarketing Kinestésico: Se basa en lo que percibimos con el sentido del tacto, el olfato y el gusto. Ejemplos podrían ser la degustación de productos y presentaciones donde los consumidores pueden tocar, oler y probar.

Una vez diferenciados los tres tipos de Neuromarketing, podemos percatarnos entonces de cuán importantes son las sensaciones y las emociones que despiertan los productos. A través de ellas, un consumidor, o su cerebro más bien, determinará en su subconsciente si ese producto llegará a su casa o no. Las marcas deben persuadir y motivar a la compra de los productos y servicios pero no se debería crear una necesidad inexistente a nuestro público objetivo ya que sería anti-marketing.

Esta gran herramienta tiene varios beneficios a grandes rasgos, sirve para:

• Optimizar la experiencia del cliente en su opción de compra colocando a la vista imágenes y productos destacados

• Provocar el llamado efecto contagio

• Estimular y experimentar con el producto y la marca a través de los 5 sentidos

• Optimizar el alcance, la retención y el procesamiento de la información de dicha marca o producto a través de diversas técnicas de asimilación en la memoria sensorial

• Actuar sobre la experiencia emocional y el recuerdo.


Compipro Chat